BIG DATA en Logística. Qué es y para qué sirve

Big Data

Todo el mundo ha oído hablar en los últimos años de la Logística 4.0 y sus tecnología asociadas. Una de ellas es el Big Data, que aporta una gran potencia a la mejora de procesos logísticos.

El Big Data es un conjunto de tecnologías capaces de extraer y procesar los datos obtenidos de diferentes fuentes de información a gran velocidad, y que aportan soluciones en tiempo real para optimizar los procesos de una empresa.

Una de las ramas que más se puede favorecer de esta tecnología disruptiva es la cadena de suministro.

¿De dónde se obtienen los datos?

Una de las características más importantes del Big Data es que no cuenta sólo con una fuente de información, sino que es capaz de procesar cientos de fuentes y filtrar su contenido.

Cuantos más datos fiables tenga el sistema, más potencia podrá aportar a las soluciones logísticas.

Fuentes de datos

Algunas de las fuentes de información más comunes son estas:

  • Datos tradicionales de sistemas de operaciones: Son recopilados por empresas referentes a sectores concretos. Tiempos de tránsito, porcentajes de puntualidad y de entregas de un producto o servicio exitoso, son algunos de los ejemplos de datos relativos a Logística que esta fuente puede dar.
  • Actividad de la flota a través de dispositivos GPS: La tecnología de posicionamiento ofrece una información valiosa acerca de la flota de una empresa. Se puede usar para optimizar rutas de reparto, por ejemplo.
  • Patrones de consumo: Si el sistema es capaz de procesar las operaciones de consumo que se producen en la empresa, podrá generar previsiones acerca de la futura demanda.
  • Redes sociales, Webs corporativas…: En el mundo hiperconectado en que las empresas operan, es muy valiosa la información obtenida directamente de los clientes a través de sus opiniones, intereses y visitas.
Redes sociales

¿Cómo son los datos obtenidos en Big Data?

Un sistema que es capaz de recopilar millones de datos, pero incapaza de procesarlos adecuadamente, no es útil.

Por eso es muy importante saber la naturaleza de la información de se puede recoger. Esta información sigue la regla de las 5 Vs.

Regla 5Vs
  1. Volumen: La cantidad de datos generada a través de Big Data es masiva. Es imprescindible clasificar los datos provenientes de las fuentes anteriormente citadas.
  2. Variedad:  Como se explica anteriormente, las fuentes de datos pueden y deben ser variadas, para obtener un amplio espectro de información útil.
  3. Veracidad: La información obtenida debe ser contrastada y verificada para evitar errores, datos incompletos y desviaciones incongruentes.
  4. Velocidad: La velocidad con las que algunas sistemas de datos generan la información es muy alta. El sistema Big Data debe ser capaz de procesarlos a esa velocidad para no perder información sensible y útil.
  5. Valor: El objetivo de obtener información y procesarla es el de obtener un resultado valioso que permita a las empresas mejorar sus procesos internos.

Aplicaciones del Big Data en la Logística

Cada vez aparecen más aplicaciones que permiten usar el trafico constante de información para mejorar los procesos.

Dentro de la Cadena de Suministro son numerosas las áreas que se ven beneficiadas cuando la empresa apuesta por estas tecnologías. Estos son algunos ejemplos.

  • Control de stocks: Esta claro que una cedan de suministro que recibe información real del estado de sus stocks a través de tecnologías con RFID, es capaz de aprovechar mucho mejor las sinergias entre sus canales de distribución.
  • Rutas más eficientes: Tal y como se ha visto anteriormente, la recopilación de datos a través de dispositivos como GPS, permite la interacción en tiempo real con la flota de la empresa y la mejora en las rutas de distribución.
  • Producción más eficiente: Si la empresa cuenta con un sistema de sensores dentro de su planta productiva conectado a una matriz de datos, se pueden encontrar cuellos de botella, paradas improductivas o defectos en el proceso que restan efectividad.

Cómo se relacionan Logística y Big Data

Involucrando ambos elementos se logra, entre tantas otras cosas, mejorar la eficacia de cada uno de los procesos que se ejecuten.

A través de la medición de los procesos logísticos, se puede obtener información detallada de cuál es la situación actual y cómo se debe actuar.

Al saber con cuáles recursos se cuenta, se pueden optimizar considerablemente los procesos de distribución, entre otros. De igual forma, también se pueden detectar distintos modelos de negocios que resulten más productivos.

Es importante tener en cuenta que la eficiencia del proceso repercute directamente en la satisfacción del cliente.

Big Data en Logística

Una vez analizados todos los beneficios que el Big Data aporta a la logística se puede concluir que su aplicación significa:

  • Una importante optimización del sector, que diferenciará a la empresa de otras.
  • Aumento de la rentabilidad, al mejorar el proceso productivo y de distribución.
  • Incremento en el número de clientes, derivado de los dos puntos anteriores.
  • La posibilidad de generar nuevas oportunidades de negocio, antes ignoradas por la falta de información.

El Big Data, como el resto de las tecnologías dentro de la Logística 4.0 puede ser la clave que diferencie a una empresa y la haga ganadora.

Si quieres saber más sobre cómo funciona una Cadena de Suministro, visita la página de Bibliografía.


OTROS ARTÍCULOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.