Operadores Logísticos y Outsourcing. ¿Es bueno sacar la operativa fuera?

A medida que las empresas aumentan su volumen de negocio, sus instalaciones se van quedando pequeñas. Una de las que primero se satura suele ser el almacén.

Llega el momento de plantearse si se invierte en recursos propios de la empresa o se externaliza parte del proceso, para ser realizado en alguno de los muchos Operadores Logísticos que existen.

Hay mucho tipos de Outsourcing, que dependen de la operativa que externalicemos. Un ejemplo, que está presente en la mayoría de las empresas, es el transporte. Si tu empresa no tiene flota propia se verá obligada a subcontratar el transporte de entrada o de salida.

Esta externalización es muy común y, aunque daría para varios artículos, no es el objeto de éste.

¿Qué ocurre si lo que queremos externalizar es el almacén, y todas las operaciones que se llevan a cabo en él?

Aunque es una decisión estratégica de la empresa, muchas veces no se le da la importancia que tiene, y acabamos pagándolo en sobrecostes, ineficiencias del proceso o un mal servicio al cliente.

El Outsourcing es una gran herramienta si se usa debidamente.

Lo primero que debemos plantearnos es qué debemos externalizar. Estos son sólo algunos ejemplos:

  • Sólo almacenaje.
  • Almacenaje y alguna operación como picking…
  • Almacenaje, operaciones auxiliares y revisiones de calidad.
  • Almacenaje y ciertos procesos productivos.

La lista de posibilidades es muy grande, pero lo más importante de todo es saber porqué necesitamos externalizar.

  • Falta de espacio.
  • Reducción de costes fijos
  • Operativas muy complejas o delicadas para la empresa.
  • Deslocalización de la mercancía.
  • Otros…

La lista de razones también puede ser muy amplia, ya que puede haber una combinación de todas ellas.

Sin embargo, hay un factor que siempre hay que tener en cuenta a la hora de decidir si es viable la externalización:

Cuando una parte del proceso sale de nuestra cadena, perdemos en control sobre él.

Esto es así, por muchas auditorías que se puedan hacer en el Operador Logístico, y por eso es muy importante dedicar un gran esfuerzo a su elección y puesta en marcha.

El primer paso, tras decidir y estudiar la parte del proceso que necesitamos externalizar, es reflejar todos los requisitos que se deben cumplir, en un documento.

Este documento, que en España se conoce como Cuaderno de Carga, e internacionalmente como SOP (Standard Operation Procedure) debe recoger de una manera clara y concisa todas la necesidades de la empresa y todos los requisitos en calidad, tiempo y forma que se deban cumplir.

Si este documento no está bien delimitado, es muy difícil que podamos seleccionar un Operador Logístico idóneo para externalizar nuestra operación.

Con este documento bajo el brazo, debemos hacer una selección entre los operadores que puedan ofrecernos todo lo que necesitamos en primer lugar, y posteriormente discutir las condiciones económicas.

¿Qué tipos de Operadores Logísticos existen?

Si nos ceñimos a las operaciones que se pueden realizar en un Operador Logístico, éstos se pueden dividir en categorías que van desde 1PL hasta 5PL:

Clasificación de los Operadores Logísticos

Está claro, por lo tanto, que dependiendo de lo que queramos externalizar, necesitamos irnos a una categoría u otra.

Tener muy claro los procedimientos que debe ejecutar el operador nos ayudará a establecer KPIs de funcionamiento a nosotros y a afinar al máximo la cotización a él.

Por ejemplo, no es lo mismo que el operador tenga que manipular la carga a nivel de pallets, de cajas o incluso de unidades individuales.

Cada una de estos requisitos llevará asociado un coste diferente.

Si no se especifica nada, el operador nos dará la cotización más general y podremos incurrir en gastos inesperados si más adelante necesitamos una operatividad más especializada.

En general, externalizar una parte de tu proceso puede simplificar las cosas para la empresa, porque toda la gestión recae en manos del operador, pero a su vez se pierde todo el control sobre la misma.

Para que todo vaya bien, es necesario acotar perfectamente los procesos y requisitos que se deben cumplir.

Si quieres más información, no dudes en consultar la sección de Bibliografía.


OTROS ARTÍCULOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.